El Describidor


Explotación infantil en Bolivia
julio 2, 2008, 3:03 pm
Filed under: 1

Indígenas del chaco y del oriente boliviano entregan a sus hijos a los dueños de las haciendas con la condición de que puedan estudiar; sin embargo, las actividades que realizan sobrepasan su capacidad, perjudicando su asistencia a las escuelas y sin recibir ningún beneficio por el trabajo realizado, según un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). El informe, citado por el diario Regional de Piura, señala que en regiones como el Chaco, el Beni y Santa Cruz, se han evidenciado casos de explotación laboral infantil indígena. Es una evidencia son los niños pertenecientes a la etnia Guaraní, quienes son sometidos a situación de servidumbre.

En Beni las familias indígenas trabajan en haciendas ganaderas y los niños son entregados a los hacendados en calidad de servidumbre de por vida. Los pueblos indígenas asentados en Santa Cruz desarrollan actividades agropecuarias y los niños trabajan como peones en las haciendas, indica el reporte de Unicef.

Las condiciones de pobreza también ha generado que los miembros de los pueblos indígenas migren a las ciudades; bajo esta situación los niños se dedican al trabajo informal, dedicándose al lavado de autos, lustrar zapatos, vender dulces, pan y masas típicas en los mercados o en las calles.

Las formas más graves de explotación, se dan en el trabajo en la zafra de la caña de azúcar. Los adolescentes y las mujeres, son llamados “cuartas” y son considerados como ayudantes en faenas más livianas, recibiendo la cuarta parte del salario de un adulto. En estos grupos también están incluidos niños menores de 12 años que acompañan a sus padres.

PROTECCIÓN DEL TRABAJO INFANTIL

Bolivia, según la Unicef, es un Estado que parte de los principales instrumentos internacionales relativos a la protección del niño, del trabajo infantil y de los pueblos indígenas. También posee un amplio desarrollo legislativo en la materia, ha dispuesto como edad mínima para trabajar 14 años, las Defensorías y Direcciones Departamentales de trabajo tienen la responsabilidad de verificar que los adolescentes sean protegidos en sus trabajos y que no desempeñen actividades peligrosas, insalubres y que atenten a su dignidad. Y en su Ley General de Trabajo prohíbe el trabajo de menores de 14 años y el desarrollo de labores peligrosas, insalubres o pesadas; permite el trabajo de menores de 18 años sólo cuando se trate de labores relacionadas al servicio doméstico y enfermería.

La ratificación de estos instrumentos internacionales y la adecuación normativa interna por parte del gobierno boliviano, además de la formulación del Plan Nacional de Desarrollo 2006 – 2010, para disminuir el trabajo infantil, que ofrece becas de estudio a las niñas y niños trabajadores para lograr que concluyan la escuela e identificar a sus familias y otorgarles bonos de alimentación y salud. Nos manifiesta una clara evidencia que existen intenciones por parte del gobierno actual de disminuir las cifras sobre trabajo infantil, agrega el reporte.

Sin embargo, afirma el informe de Unicef, es necesario que se diseñen políticas públicas e implementen programas destinados a cuantificar la vulneración recaída en la población infantil indígena; generar un trabajo conjunto y coordinado entre las principales instituciones encargadas de la protección del niño; brindar a los infantes indígenas mejores condiciones para su desarrollo e incorporarlos al sistema educativo.

La disminución de las condiciones de desigualdad, pobreza, difícil acceso a la educación y bajo nivel remunerativo son parte de las aristas del trabajo infantil; si éstas no son cambiadas las condiciones de explotación laboral en los niños y niñas indígenas perdurarán, asegura el informe.

Unicef sostiene que en Bolivia 118 mil niños de entre 7 y 13 años de edad son trabajadores, ello constituye el 8 por ciento de la población infantil, mientras que de los adolescentes de entre 14 y 17 años, el 28,2 por ciento (206 mil personas) trabaja habitualmente. En conjunto, el 10,2 por ciento de la población económicamente activa (PEA) de Bolivia está constituida por niños, niñas y adolescentes; la tercera parte de este porcentaje corresponde a niños y el resto a adolescentes.

Fuente: Erbol

About these ads

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: