El Describidor


Ven, quiero hacer sexo….
enero 19, 2008, 8:49 pm
Filed under: Cultura, Sensualidad

andro91.jpg

¿Eres frío/a o ardiente en la cama? ¿Te gusta practicar sexo anal? ¿Te gusta masturbarte o que te masturben? ¿Quisieras probar dúos, tríos o demás? ¿Te gustan 90-60-90 o mejor 60-90-60? ¿Tienes senos grandes o pequeños? ¿Pene largo y grueso, normal, o de los pequeños pero cariñosos? ¿Te gusta qué hable, gima, o grite durante el coito, o sea del tipo silencioso? ¿Agregas sexo oral o practicas sexo del aburrido no más? ¿Siempre dispuesta/o para el sexo o con dolores de cabeza ocasionales? Vayan anotando sus preferencias y construyan su propio check-list porque dentro de pocos años, no más de un par de décadas, podrán hacer sexo con quien ustedes quieran… y como lo quieran. El sexo será programable, en el estricto sentido de lo que esto significa. ¿Razones? La robótica y la tecnología computacional por una parte, la creciente despersonalización de lo humano por la otra parte.

La tecnología robótica está avanzando a pasos agigantados. Por ahora está orientada a satisfacer las necesidades y expectativas de la demanda industrial, y por lo tanto no interesa si el robot que arma camiones o motores tenga buena figura o sea sexy. Pero ya está comenzando a desarrollarse la robótica estética. Ya se trabaja con pieles sintéticas, gruesas y duras todavía, pero van mejorando y terminarán siendo rosadas y suaves. Ya se trabaja con la morfología robótica y los robots se van alejando cada vez más de la figura de A2R2 y pareciéndose cada vez más a esos hombres/mujeres que aparecen en nuestros sueños mojados. Ya se trabaja en las reacciones y movimientos y podrán provocar los más explosivos orgasmos en sus “parejas”, tal como los han programado en duración, frecuencia e intensidad. En una o dos décadas podremos “comprar” a la pareja sexual programable a nuestro gusto, y en una década más desaparecerán los sentimientos tradicionalmente asociados al sexo, como los celos. El sexo será… sexo, sólo sexo. Placentero, lúdico, personal. Se acabarán las obligaciones conyugales y los traumas asociados a ellas. Hasta las “damas” o los “señores” podrán tener en casa los compañeros sexuales de su preferencia sin que esto entorpezca para nada la relación afectiva porque recibirán lo mejor de ambos mundos: un tigre o una gata caliente en la cama y un cariñoso compañero/a afectivo/a para el día a día… y a veces y de vez en cuando, para la noche. ¡Felicidad completa! Hasta podrá conversar con el/ella de metafísica si le da la gana, o jugar ajedrez entre coito y coito. Y la pastillita azul del Viagra será reemplazada por un chip… también programable. ¡Erecciones a pedido!

¿Será lo mismo que las actuales muñecas plásticas inflables para las satisfacciones personales? Bueno, sí…. pero en otro nivel. Usted no podrá distinguir entre una bella mujer u hombre de proteínas y carbono y un bello robot de plástico y silicio. Ni en la forma ni en el comportamiento. Serán idénticas en todo, excepto en sus idioteces (si es que lo programa para no tenerlas) y en su habilidad sexual (el robot siempre será superior al humano porque sus programas contendrán toda la experiencia de la especie en la materia). Y como todo entra por la vista y el tacto…. tendrá tacto por montones y donde quiera, incluso ahí… ¿Impensable? No olvide que hace pocos años eran impensables las relaciones sexuales inter raciales u homosexuales practicadas en forma abierta. Así será en el futuro cercano con las relaciones robóticas.

¿Será una realidad? Ya prácticamente lo es. Estudios en USA demostraron que el 65% de las personas pasa más tiempo con sus computadoras que con sus parejas. Y estas máquinas ya producen sentimientos y hasta generan emociones. El sexo virtual se está extendiendo cada vez más por las ventajas de disponibilidad, ausencia de presiones emocionales (¿le gustarán mis senos tan chicos? ¿No encontrará poco duro mi pene?), y hasta ventajas económicas que conlleva (¡Se terminan la cena cara o los regalos caros para llegar hasta la cama!). ¿Para qué preocuparnos por tratar de convencer a una loca activista feminista, o a un adonis egoísta y ególatra, de que nos acompañe a hacer sexo, si sale más barato cambiarle la forma a la computadora? En eso está trabajando la robótica y la cibernética. Por lo tanto, tengan paciencia… no se apuren. En unos años más podrá tener sexo con una diosa o dios pagano, capaz de volverlo/a loca con sus caricias, y que además irá aprendiendo de sus propias reacciones y elaborando caricias nuevas que lo/a irán llevando a niveles superiores de placer cada día. Y con una gran ventaja: no envejecerán, no se quejarán en contra de la edad, no se llenarán de kilos, no necesitarán estar pendientes del gimnasio, no les crecerán las barrigas ni se les caerán los senos, la forma sinusoidal no será reemplazada por la forma de barril, no necesitará esperar mucho o poco para la próxima erección… y cuando queramos experimentar sensaciones nuevas ¡vamos al supermercado y punto! ¡Juguete sexual nuevo! Y además, serán traspasables por herencia: imagínense un testamento que diga “Hija mía, te dejo a Juan, disfrútalo. Si no hubiera sido por él, a tu padre lo hubiera asesinado hace 40 años”.

El ser humano está cada vez más despersonalizado. Ya las opciones distintas son aceptadas y las más increíbles variaciones no provocan ni siquiera estupor; por lo tanto, no será nada de raro que el sexo robótico también lo sea. ¿Efectos en la familia? Para ese entonces, habrá que ver si la familia sigue existiendo tal como la conocemos. En todo caso, es muy posible que la solución de la “cuestión sexual” tenga un efecto positivo ya que es sabido que esa cuestión es una de las principales causas de las desavenencias intrafamiliares. ¿Y si nace el amor entre el robot y uno de los participantes, o sea, se enamoran? Bueno… es un riesgo, pero no olvidemos que el robot, por bello, ardiente, experimentado que sea, siempre será programable. Lo más probable es que sean aceptados los romances inter especies y los hombres (o las mujeres) terminen viviendo con un harem que les satisfagan todas, absolutamente todas sus necesidades, sin los traumas sociales y emocionales que hoy existen y conocemos.

Así que, ya saben. Si han soñado con tener sexo con esa bella actriz, o esa bella vecina o compañera de aulas o trabajo, no corran riesgos. Llenen una forma de pedido, paguen lo que cueste el “producto”, y vuélvanse loco/a en una sinfonía orgiástica en la cama o en la cocina o en el living o donde quieran. Su compañero de correrías será programable… y con seguridad que lo hará mejor que el original porque su programa incluirá desde lo desconocido hasta sus expectativas. Que belleza ¿no? Ahhhh, y otra ventaja: podrá recuperar el IVA por la compra.

NOTA: elaborado de un artículo leído en la revista Cambio, a partir de una tesis de doctorado en la Universidad de Maastricht.

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Bueno a falta de buenos Machos / jejeeeeeeeeee Un robot bien dotado me caería del cielo.
———-

Poniéndome seria, creo que el género humano está deshumanizándose cada día más.
El amor, dista del compromiso y ha pasado a ser simplemente deseo por el sexo.
Creo en el sexo sin amor, aunque no es lo suficientemente satisfactorio como el sexo con amor.
…y ahora estamos hablando ¿de qué…? De robots en la cama.

¡ Dios me libre ! prefiero morir con las ganas 🙂

Comentario por EllE

Estimada Elle: no estamos deshumanizandonos; solo estamos redefiniendo nuestras estructuras pensantes y actuantes. ¿Que es un humano? Un ser pensante y actuante formado por atomos de carbono. ¿Y un robot? Lo mismo, pero formado por atomos de silicio. Por lo tanto, mientras no sepamos definir a ciencia cierta que es el amor y los sentimientos, no veo por que rechazar la compañia sexual de un ente de silicio, si cumple con nuestras exigencias para ser nuestr@s compañeros de sexo. ¡Si hasta hay muchos humanos que hoy aceptan compañer@s de moleculas de plasticos!

Ademas, los robots de mañana no seran como los de hoy (como el ejemplar mostrado en la imagen: de seguro no sabras distinguirlo de un humano verdadero, ni en la forma ni en el comportamiento. En cuanto a este ultimo aspecto, podras disfrutar de todo el arsenal erotico sexual de toda la especie humana desde que salio de las cavernas hasta ahora, y que estara insertado en su programa. ¿Serias capaz de renunciar a ese premio?
A eso agrega que no habran eyaculaciones precoces, ni dolores de cabeza, ni periodos de recuperacion inter coitos, ni nada de eso….

Definitivamente, que lleguen, y pronto!!!!!!

Comentario por cardume




Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: